lunes, 4 de agosto de 2008

Sudé

por: Ana María




Que esas gotas eran frio y sal, sí.
Y que el brillo de la frente carecía de oquedad.
Y que los pasos vagabundos estaban llenos de temor.
Que no, que no era un exceso de agua corporal.

Mais oui, je l'ai fait encore une fois…

Sudé,
sudé y sudé.
Al revés.

Y mientras caía,
en la distancia, los dedos se deshacían
entre letras, esas que no perdonan tus cortes:
personajes que se desmiembran,
ya sin sus sílabas,
inaudibles.

Mais attend…

Parce que moi, je me mélange avec la fumée

3 comentarios:

desvalijados dijo...

ana is back!!!

machetico dijo...

Sentida poética. Gracias por su paso por el Trompón. Un abrazo.
César Beltrán

Jorge Ampuero dijo...

Me identifico con eso de sudar al revés. Buena poética.
Espero regresar a degustarte.

Saludos...