lunes, 31 de octubre de 2011

sálvame, te dije, y apuraste el paso para el otro lado, esta vez miraste para el otro lado, tipo, qué cojones, para el otro lado, donde esa esquina tan íntima, tan tuya y tan mía, que se va quedando vacía, marchita como en flor la camisa desolada desde el balcón mirando con frío, te busca, me aleja, el angustiado puño que se cierra sobre la mesa, cifra antigua de besos y palabras ¿dónde? es que ya nada es como antes te digo y me sale la frase como un rasguño, como una alarma, tú te quedas, tan de piedra, tan de hueso y de ceniza, porque piensas - sé que piensas- que las cosas nunca fueron como antes y puede que tengas razón, siempre, carajo, termino dándote la razón aunque me quede bailando en un sólo pie condenada a un equilibrio tan precario, y te pido, ya cayéndome, ya casi casi en el piso, que no te pares, que no me dejes, que te agarres del ruedo de mi falda, te lo repito callada mientras nublo los ojos, los dos ojos, te lo digo, tú lo sabes, me recibes como un golpe hueco, como un viento herido, como un susurro deshabitado, como un alarido enfermo, bueno tú ya sabes, te lo digo, coño, no me desanimes con esa sombra tuya, tan tuya, que se lo va comiendo todo.

a estas alturas...

si buscas bien, debajo de mi frente hay un sol. si lo buscas tú, amor de pena, amor que tanto dueles, verás que no te miento. un sol. un incendio debajo de mi frente. y esto es el amor. y esto eres tú. y esto, si tú quieres, si tú, amor violento y despiadado, caricia que se cansa, que se extingue ya de tanto repetirse, seré yo. 

en el invierno la luz se rompe temprano.
en el invierno las cosas, las hojas, las semillas, mis dos manos, se rompen un poco más temprano. 

 yo quiero que te quedes.

"yo quiero que te quedes."

3 comentarios:

balder dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=Vxtis3XaHRI

desvalijados dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gino dijo...

¿Y tú, donde estabas?
Esto es uno de los textos más profundos y más ricos que he leído en los últimos tiempos, entre tanta basura que inunda la web, llegar a este rincón es llegar al remanso del buen gusto, de la palabra correcta, en el lugar correcto, en el momento correcto, Dios… gracias por pasar a mi blog y permitirme llegar al tuyo, me quedo acá, definitivamente.
Gino.